miércoles, 31 de mayo de 2017

LA LUNA ES CLARA




Siento tu voz y tu risa asaltando mi mañana.
Afuera el aire trae flores 
y la tierra está húmeda de ganas.
En el bosque hay ruiseñores que cantan
y las nubes dibujan filigranas.
Descansa tu cuerpo tibio en mi almohada,
mira que todavía la luna es clara.
Traes jazmín en tu camisa y su aroma se desgrana
cuando llegas presuroso revolviéndome las ansias.
El alba quiere posarse en la esquina de mi cama.
Descansa tu cuerpo tibio en mi almohada,
mira que todavía la luna es clara.





Paisaje de la tarde con la luna creciente,
pintura de Vincent van Gogh







Naples, Florida. Primavera de 2017


© Maite Glaría  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

CEDRO BLANCO

Ese aroma a cedro blanco, El abrazo, del pintor Enric Hernaez duende, hechicero que invade mi cordura,  mi pasado y esta h...