martes, 29 de noviembre de 2016

DELIRIOS DE POE



El Cuervo vino hoy a mi ventana.
Tocaba con su pico los cristales
y una música extraña asaltaba los trigales,
que dorados se mecían 
detrás del barril de amontillado.

El corazón delator latía en la sien del asesino.
Berenice estremecida, sin sus dientes,
señalaba a Ligeia rediviva.
Las paredes sucumbían en la horrible madrugada,
y el péndulo se movía mientras el pozo se cerraba.

Y en ese gótico delirio
atestigüé la caída de la Casa Usher.
Abrí los ojos en cuando pude 
y consciente ya pero llena de pavor
vi escrito con sangre en mi ventana

NEVER MORE






Naples, Florida, noviembre de 2016

© Maite Glaría

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MEMORIA EN DUELO

                 Espíritus del aire, pintura de Zaida del Río Me vacío de mí para llenar al otro, fantasía ilimitada de lo ajeno. ...