viernes, 23 de septiembre de 2016

SEPTIEMBRE ESTÁ AMANECIENDO



Foto desde mi ventana (NYC)

Amanece septiembre en mi ventana.
Y un velo de lluvia, verde aún, 
danza, tenue, en la calzada.
Hay aroma a tiempo ido, 
a septiembres que pasaron.

Septiembre está amaneciendo
como pan recién horneado.
Septiembre fluye en mis recuerdos:
el trino alegre, la fresca mañana,
mi madre viniendo a verme
con sus manos olorosas
a sándalo recién cortado.

Amanece septiembre de cumpleaños,
retórica inocente, deseos olvidados.
Amanece septiembre en mis zapatos,
y en el delirio breve de los años.

Amanece septiembre y en mi barca
ya no hay lirios como antaño.
El oro en mi piel se ha gastado,
traigo un chal en el regazo,
unos versos de nostalgias
y un temblor entre mis brazos.




New York, septiembre de 2016





© Maite Glaría









sábado, 17 de septiembre de 2016

PLEGARIA

San Patrick, foto de Maite Glaría


Aunque esté en el más oscuro de los miedos,
y porque estoy en el más oscuro de los miedos,
          quédate a mi lado.

Regálame tu luz y espera a que tu luz se expanda
y despoje las sombras de mis miedos.
Quiero abrir los ojos a la aurora
pues tanta pesadilla me ha cegado.
          Quédate a mi lado.

Quise atrapar los secretos de la noche
danzando en oscuros aquelarres
y en un panorama extraño de mil nombres
fui sombra triste en los tejados.
          Quédate a mi lado.

No pido un milagro de resurrección ni amparo
porque aún no salgo de tanta cobardía,
mas, pude ver la luna en la otra orilla
buscando la verdad en los pantanos.
          Quédate a mi lado.

Quise ser yo la luz, la raíz y el fuego,
la fuente, el mar y la osadía, 
el verso libre y el rimar profano
y solo un poema triste se quedó en mis manos.
          Quédate a mi lado.

Y en la vorágine del último momento
cuando los misterios ya se hayan revelado
y sólo quede la versión final del entramado
para encontrar la paz que tanto busco,
         quédate a mi lado.


ENTONCES

Entonces eran versos  de temprana adolescencia, de súbito e idílico apetito cuando no sabes nada pero presientes ...