jueves, 23 de junio de 2016

GÉNESIS







Pintura de Roberto Liang
VERSIÓN I

La hoja está iluminada,
un haz de luna la baña.
Del dolor surgen palabras
en febriles danzas.
Me arrastran al abismo 
de unos versos
y exigen mi savia
para que las nombre.
Desgarran mi garganta
se adueñan de mi pluma,
aferradas a mi mano las veo,
y en el paroxismo del terror
las creo.

VERSIÓN II


Encima de mi mesa está una hoja,
blanca, virgen, solitaria.
La luz de una lámpara la baña. 
En tropel y peligrosas llegan las palabras 
y se arrojan a mis manos como en herética danza.
Me desatan la camisa y me desgarran el alma
para extraerme la savia de madrugada.
Beben y gritan, lujuriosas y profanas.
Y se adueñan de la hoja

que ya no es virgen ni blanca.


La Habana, Cuba, diciembre de 1999.


© Maite Glaría



No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTONCES

Entonces eran versos  de temprana adolescencia, de súbito e idílico apetito cuando no sabes nada pero presientes ...