jueves, 20 de agosto de 2015

YA NO HAY LLANTO



El grito II. Oswaldo Guayasamín



Otro amigo que se ha ido,
y los versos duelen tanto
que no hay consuelo para la raíz y el grito.
Para tanta pena ya no hay llanto.


© Maite Glaría

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTONCES

Entonces eran versos  de temprana adolescencia, de súbito e idílico apetito cuando no sabes nada pero presientes ...