miércoles, 20 de mayo de 2015

SOLA


Noche de verano, Inger en la playa, Edvard Munch
Puedo quedarme sola si es mi sino.
Puedo quedarme sola, no lo niego.
Y si al quedarme sola no me muero
quedarme sola es lo que quiero.
 Es ironía la necesidad del otro
cuando el fuego no quema y el amor se ha ido.
Sereno vendaval de fuerzas mustias,
incrédulo batir de alas difuntas.
Puedo quedarme sola si es mi sino.
Puedo quedarme sola en mi camino.






Naples, Fl. Mayo 2015


© Maite Glaría

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTONCES

Entonces eran versos  de temprana adolescencia, de súbito e idílico apetito cuando no sabes nada pero presientes ...