martes, 17 de junio de 2014

PADRE QUERIDO



Padre querido,
debiste haber cumplido años hoy
y ya no estás…
Pero qué digo.
Estás en cada imagen que yo miro
porque miras con mis ojos la distancia.
Padre querido, hoy en tu día
Sentiré tu mano amiga y tu sonrisa
plena de calor y de confianza, 
venciendo esta especie de tristeza, 
que no termina nunca, que no acaba, 
y que solo es tu recuerdo el que la calma.


Ciudad de México, enero de 2010

© Maite Glaría

ENTONCES

Entonces eran versos  de temprana adolescencia, de súbito e idílico apetito cuando no sabes nada pero presientes ...