martes, 21 de mayo de 2013

SIN REGAZO


Pintura de Ernest Descals



En la inmensa soledad de mis pasiones,

donde oculto el afán que me devasta,

en el patético vacío que me atrapa

al ver mis torpes dedos sin regazo,

inermes, sin raíz donde aferrarse,

busco dónde encuentro lo perdido,

y dónde lo infinito que yo amo.






Ciudad de México, marzo de 2012



© Maite Glaría   

ENTONCES

Entonces eran versos  de temprana adolescencia, de súbito e idílico apetito cuando no sabes nada pero presientes ...