lunes, 16 de abril de 2018

SI YO TUVIERA ESA CASA







 Campos de cultivo de Cordeville, en Auvers-sur-Oise". Autor: Vincent van Gogh. 




Si yo tuviera una casa tan grande como la luna
albergaría auroras y madrugadas sin bruma.
Traería un horizonte rebosante de aventuras,
para hacer un arcoiris como ruedas de fortuna.
Si yo tuviera una casa tan grande como el silencio
no la habitarían armas ni crueldades ni tormentos,
dejaría entrar las olas y el azul del firmamento.
Si yo tuviera esa casa tan divina como un beso
la colmaría de poetas para inundarla de versos.


© Maite Glaría

martes, 10 de abril de 2018

LOS AMIGOS


Foto de la pintura de Claude Monet, Nenúfares.

Ay, los amigos se van volando.
Luceros, almas, soles cercanos.
Amigos buenos, flores de antaño,
se van muy lejos, los extrañamos
y andamos tristes tras de sus pasos.

Ay, los amigos se van trotando,
andando ríos y acantilados.
Nomás quisiera volver a verlos,
verlos jugando allá en mi patio, 
en calles rotas, en los cumpleaños.

Guardar sus risas en mis armarios, 
tener sus luces si me extravío
por estar sola sin sus abrazos.

Entonces llegan nuevos amigos,
son flores frescas en el camino,
cariños nuevos, almas brillando,
colman los días como regalos,
surten la fuente de mi regazo

Pero a los otros siempre los guardo.

© Maite Glaría

domingo, 25 de marzo de 2018

VIENES DEL MAR



Foto de Maite Glaría
Vienes del mar, eres de luna,
revuelo, regocijo, aventura.
Traes tu vientre colmado de campanas
que cabalgan gozosas las mañanas 
con nereidas tendidas en la playa.
Espuma de colores tu pecho engalana,
tu cabello enredado en caracolas,
ecos de pasiones húmedas, cercanas.
Eres azul y arena y dorado y olas,
el velo que te cubre huele a perlas y algas,
reclinas tu cabeza y paseo mi mirada 
por la luna que riela sobre tu cara.




© Maite Glaría

jueves, 8 de marzo de 2018

DETRÁS DEL ABANICO




Maite Glaría


Detrás del abanico hay una mujer que arde,
una mujer fortuna y horizonte,
una mujer que rompe los esquemas 
y traspasa sin miedo las fronteras.
Detrás del abanico una mujer se aferra
a la certeza de que su alma vale,
se sabe entera, sublime, poderosa,
con cien lustros de esplendor en sus caderas.
Detrás del abanico una mujer se lanza
en un vuelo, segura y vehemente,
por encima de prejuicios y atavismos
y levanta un sagrario entre sus hombros.
Detrás del abanico una mujer se inmola
y da a luz, soberana, a la alborada.



© Maite Glaría

sábado, 3 de marzo de 2018

ZAPATOS ROTOS



Pintura de Vincent van Gogh, titulada Shoes, 1886.


Anda por la vida con los zapatos rotos,
el alma soberana escondida en ellos,
nadie le pregunta qué hacer con su abandono,
le late en los cordones la rima que le falta,
esconde la palabra, se traga su silencio,
enfunda sus pies cansados 
de piel curtida por los sueños
rotos, de tanto navegar sin barco,
de tanto caminar con los zapatos rotos.


© Maite Glaría

jueves, 1 de marzo de 2018

FLORES DE AMOR




Traes un brillo de soles diferente.
Has dejado atrás las soledades
y se funde en tu vientre la esperanza.
Hay un enigma nuevo entre tus ansias,
algo que abrigas con tu sólida mirada
y fluye alegre tu sonrisa en la mañana
porque hay flores de amor en tu ventana.

miércoles, 21 de febrero de 2018

UN PÉNDULO


Atardecer en Naples, Florida. Foto de Maite Glaría




domingo, 18 de febrero de 2018

ERA


Yo era puerto y era barca
era un lago en el verano, 
era rocío.
Era las raíces del camino
y la vida nacida en el océano.
Era de una especie forjada en otro tiempo,
antes de fronteras y siglos de silencio.
Yo era dragón y delfín, 
águila y loba. 
Una ínfima partícula en el firmamento
y el cosmos entero en el universo.
Era de una raza abierta, voluptuosa.
Amábamos los versos, 
pintábamos auroras
sin matarnos 
los unos a las otras.



© Maite Glaría

martes, 13 de febrero de 2018

VEN


Ven, que te espero desnuda
Pintura de Zaida del Río
con la nostalgia en mis piernas
donde dejaste tu olor.
Ven, que la noche promete, 
devolvernos la pasión.
Ven pronto, amor, que la vida,
la vida es pura ilusión,
y se deshace a lo lejos
como un rayito de sol.
Llega pronto que las flores 
aún no han perdido el color.
Trae contigo mi memoria,
mi cordura, mi razón.
Vuelve a decirme te quiero
como la tarde de lluvia
en que tu boca en mi boca
mi alma se la llevó.





© Maite Glaría

miércoles, 7 de febrero de 2018

AUSENCIA

Playa de Naples, Florida, foto de Maite Glaría



¿Se puede volver de la ausencia?
¿hacer de nuevo reales los recuerdos?
¿y las penas?
¿Florecerán todavía en los patios azaleas?
¿Sobreviven los deseos que acunaban las mareas
cómplices que escondían nuestros cuerpos en la arena?
¿Jugaríamos otra vez descalzos por callejuelas desiertas?
¿Estarán vivas las luciérnagas?
¿Se abrirán las ventanas rotas?
¿y las rejas?
No, no se puede volver de la ausencia.
La luna ya no es la misma que aquella
que nos descubría acostados en la hierba,
cuando besaba tu pecho y tú me llamabas Bella.
Hay cicatrices que quedan, pero no somos los mismos,
si fue demasiada ausencia.
El malecón frena al mar, y a nosotros
del abismo ¿quién nos frena?

© Maite Glaría

SI YO TUVIERA ESA CASA

  Campos de cultivo de Cordeville, en Auvers-sur-Oise". Autor: Vincent van Gogh.   Si yo tuvi...